En acción
Acción Humanitaria
Derechos Colectivos y Cambio Climático
Estado y Ciudadanía
Migración

 


 

Panorama general de la migración internacional

La migración es un elemento fundamental en la composición del mundo. En los últimos decenios, este fenómeno se transformó de tal manera que en la actualidad, todos los países se encuentran involucrados en movimientos migratorios, ya sea como países de origen, de retorno, de destino o de tránsito. Es decir, el fenómeno migratorio internacional es tan representativo, que si hoy en día todas las personas migrantes residieran en un mismo territorio, podrían conformar un país que se situara entre los primeros lugares de población a nivel mundial.

Actualmente más del 3.1% de la población en el mundo es migrante. (1) Así, el número de migrantes internacionales en 2010 se calcula en 214 millones en comparación con 195 millones en 2005 y de esta cantidad, el 49% del total son mujeres. Seis de cada diez migrantes internacionales (128 millones) residen actualmente en países desarrollados y la mayoría (74 millones) proceden de países en desarrollo.(2) Por lo tanto, las seis regiones de nuestro planeta están presenciando actividades migratorias intensas o en aumento:

a) África: las y los migrantes africanos se desplazan en su mayoría a otros países africanos, siendo el África Meridional, el Magreb y el África Occidental las subregiones más afectadas por la movilidad laboral en el continente.

b) Asia: es la mayor fuente de fuerza laboral temporal contratada a nivel mundial. Asimismo, se caracteriza por poseer grandes flujos de migrantes a nivel intrarregional, siendo los desplazamientos internos más extensos en China e India.

c) Europa: la dinámica regional europea se diferencia de la de otros países, debido al objetivo de la Unión Europea (UE) de crear un espacio migratorio común dentro de sus fronteras administradas conjuntamente.
d) Oriente Medio: constituye sin ninguna duda la región más importante de destino para trabajadores/as temporales con contrato y la mayoría provien de Asia.

e) Oceanía: presenta dos grandes países de destino. Por un lado, Australia y Nueva Zelanda y, por el otro, muchos pequeños países-isla cuya población está cada vez más interesada en incursionar en la migración laboral.

f) América: se caracteriza por un fuerte flujo migratorio sur-norte de América Latina y el Caribe hacia los Estados Unidos y Canadá y cada vez más a Europa. A pesar de que estos dos países siguen siendo los grandes receptores de migrantes permanentes de todo el mundo, al mismo tiempo, están experimentando una creciente demanda de mano de obra temporal.(3)

Existen cuatro categorías para definir la tipología de los movimientos migratorios. La primera se refiere al límite geográfico dividiendo a las migraciones en internas y externas; la segunda y de acuerdo a su duración, define a las migraciones en transitorias o temporales y definitivas o permanentes; la tercera categoría se sustenta en las decisiones de las personas que migran clasificándolas en espontáneas, dirigidas y forzadas; y finalmente, las determinadas por las causas que responden a razones políticas, económicas, ecológicas(4) o culturales(5).

 


 


(1)Tendencias de las Naciones Unidas relativas al contingente total de migrantes. La revisión de 2008, OIM
http://esa.un.org/migration 
(2)Migración Internacional y Desarrollo. Informe del Secretario General, Naciones Unidas, Asamblea General, 2010, p. 1.
(3)Organización Internacional para las Migraciones, OIM, 2010
www.iom.int/jahia/Jahia/about-migration/facts-and-figures/regional-and-countryfigures/lang/es/cache/offonce/
(4)En 1990 el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) observó que la migración humana podría ser la consecuencia  más grave del cambio climático. Desde entonces,  un sin número de analistas han intentado estimar el volumen de los futuros flujos de migrantes climáticos (a veces llamados “refugiados ambientales”) y la mayoría de las predicciones para el año 2050 giran en torno a 200 millones de personas. Se trata de un problema con dos vertientes: la del tiempo (la velocidad del cambio) y la de envergadura (la cantidad de gente que resultará afectada). Es importante resaltar que los países más pobres, que son los que menos gases de efecto invernadero emiten, asumen en mayor proporción la carga de las y los migrantes climáticos.
Este nuevo concepto de migrantes climáticos se ha colado en las políticas internacionales relativas a refugiados e inmigrantes, y existe una fuerte resistencia a la idea de ampliar la definición de “refugiados políticos” para dar cabida a la de “refugiados climáticos”. Migración y cambio climático, serie de estudios de la OIM sobre migración, OIM, Ginebra, 2008, p. 9-10.
(5)Cristina Blanco, Las migraciones contemporáneas. Alianza, Madrid, 2000, p. 29.



Derechos Reservados 2012

Staff

Administración