Las huellas del trauma tras el 19S

A veces siento temor y a veces vergüenza, Gustavo Cerati

La vida cotidiana no está exenta de experiencias abrumadoras, aterradoras y que escapan de nuestro control. Pueden ser asaltos, incendios, accidentes o desastres. Luego del sismo del 19 de septiembre, muchxs de nosotrxs tuvimos que hacer frente a escenas horribles. Algunxs perdimos nuestra casa, nuestro trabajo o a un ser querido. Algunxs tuvimos que cambiar nuestros planes esa tarde y por los días siguientes para ayudar removiendo escombros y asistiendo heridos o para escapar de nuestros hogares, nuestro lugar seguro por definición. 51 segundos nos bastaron como un recordatorio perdurable de que podemos morir en cualquier momento.

A medida que el polvo se asienta en la ciudad y en nuestras cabezas, es más común que empecemos a notar los vacíos en las estructuras y en nuestras vidas. Cosas y personas que estaban y ya no están más. Fantasmas, recuerdos y sentimientos que nos atormentan cuando cerramos los ojos y estamos solxs. Todo eso tiene un nombre; lxs profesionales de la salud mental lo llaman trastorno por estrés post-traumático (TEP).

¿Qué es el TEP?

En situaciones como la que vivimos, el TEP se reconoce como una sensación general de angustia que se instala en nosotros de manera inmediata, o bien, tras pasadas unas cuantas semanas o meses. Sumado a esto, las personas pueden sentirse desconsoladas, deprimidas, ansiosas, culpables y enojadas (lo cual es totalmente comprensible) y suelen presentar síntomas más complejos como:

·         Flashbacks y sueños recurrentes o pesadillas

·         Evitar pensar o recordar la situación traumática.

·         Aplanamiento emocional. Éste en especial es complicado, porque dificulta el relacionamiento con otras personas.

·         Estado de alerta constante.

El TEP también puede acompañarse de síntomas físicos como: dolores musculares, diarrea, palpitaciones, dolores de cabeza y consumo excesivo alcohol o uso de drogas. [1]

¿Por qué (a mí)?

La respuesta más corta es: no sabemos. Existen explicaciones tanto físicas como psicológicas que nos ayudan a dar sentido al TEP. Fisiológicamente, sucede un desajuste en los niveles de adrenalina, que nos ayuda a responder a eventos y amenazas externas, poniendo demasiada presión al hipocampo, la parte del cerebro donde se procesa la memoria. Estas afectaciones transitorias, son las que ocasionan los recuerdos temporales y las pesadillas o sueños recurrentes. A medida que los niveles de adrenalina se normalizan, estos eventos desaparecerán.

En cuanto a los factores psicológicos, la discusión se complica. En muchos casos, el antecedente del TEP puede ser un trastorno depresivo crónico, padecimientos somáticos, una situación social inestable e incluso dificultades legales -en este caso relacionadas con las afectaciones por el sismo- que obstaculizan el tratamiento [2]. En muchas ocasiones, los eventos traumáticos sirven como una caja de resonancia que amplifica padecimientos y desigualdades previas.

¿Cómo me lo quito?

A menudo se habla del TEP como si se tratara de curar una indigestión y otras tantas como si se tratara de expulsar demonios del cuerpo. No existe una solución fácil ni única para hacerle frente. Recientemente se ha popularizado la terapia de desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (acrónimo, en inglés, de eye movement desensitization and reprocessing, EMDR), aunque en estos casos la mejor ruta de intervención, y la más accesible, son las terapias psicológicas centradas en el trauma (Terapia Cognitivo-Conductual o Psicoterapia) y siempre deben ser ofrecidas como primera opción antes de iniciar con medicamentos. Normalmente el trabajo se centrará en la etapa de estabilización y sólo en casos de TEP complejo se recurrirá a las fases de terapia y reintegración.

Los signos de mejoría usualmente están relacionados con la capacidad que tenga la persona afectada para comprender la angustia, separar los síntomas físicos de su malestar emocional y hacer frente a la vida cotidiana sin sufrir de flashbacks o recaídas. El mantra para la recuperación se llama “aquí y ahora”.

No es necesario sufrir en silencio, ni hacernos lxs fuertes. La comunidad psicológica mexicana ha puesto en marcha numerosos mecanismos de apoyo para víctimas y respondientes. Lo último que debemos recordar es que después del 19S se vale sentir temor, pero jamás vergüenza.

Si nos abrimos ahora, en el futuro ya no tendremos que hablar y hablar del temblor.

[1] American Psychology Association, 2013

[2] Treating post-traumatic stress disorder in the ‘real world’: evaluation of a specialist trauma service and adaptations to standard treatment approaches Damon Lab, Ines Santos, Felicity De Zulueta http://pb.rcpsych.org/content/32/1/8.e-letters

*El autor es psicólogo social con especialidad en intervención grupal, institucional y comunitaria. Ha trabajado con niños, niñas y adolescentes atendiendo a víctimas de bullying y a agresores, también ha trabajado con grupos de niños, niñas y adolescentes en situación de calle, adicciones y migrantes no acompañados.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor o autora y no necesariamente reflejan la postura oficial de Oxfam México

Imagen miniatura tomada de https://www.informador.mx/Mexico/ el 20 de octubre de 2017 a la 1:36 p.m.
Imagen principal tomada de http://amqueretaro.com/mexico/2017/09/22/35-de-la-poblacion-puede-padecer-estres-postraumatico-por-sismo el 23 de octubre de 2017 a las 5:12 p.m.

SOBRE QUIEN ESCRIBE

PASA LA VOZ

Dona hoy. Tu apoyo salva vidas.

RECOMENDADO PARA TI

Entrada de Historia ejemplo

by | May 13, 2022 | Historias | 0 Comments

The standard Lorem Ipsum passage, used since the 1500s "Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore...

dia agua

La importancia de cuidar el agua

by | Feb 7, 2022 | Historias | 0 Comments

El Día Mundial del Agua fue propuesto en 1992 durante una conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo y se celebró por primera vez el 22...

Una economía más justa después de la pandemia no se va a construir sola

by | Ene 1, 2022 | Historias | 0 Comments

En medio de la contingencia causada por el coronavirus, no han faltado las voces que, desde un pensamiento mágico, vaticinan que el COVID-19 provocará la muerte del...

Así es como mujeres rurales enfrentan la epidemia de Covid-19

by | Ene 1, 2022 | Historias | 0 Comments

A casi dos meses del inicio de la contingencia por el virus COVID-19, la pandemia está evidenciando las muchas desigualdades que vivimos. Los impactos diferenciados se...

Guía para sobrevivir en la #NuevaNormalidad

by | Ene 1, 2022 | Historias | 0 Comments

Heredé el viejo hábito de mi abuelo de ver el noticiero antes de dormir. La periodista Denise Maerker entrevista a Hugo López Gatell. Doctor, las personas nos preguntan...

Temporada de huracanes y COVID-19

by | Ene 1, 2022 | Historias | 0 Comments

Este es un buen momento para recordar que en México vivimos constantes riesgos: inició la temporada de huracanes. Como cada año, se pronostican varios eventos...

Header-Genérico

Emergencia: inundaciones en la Península de Yucatán

by | Jul 1, 2020 | Historias | 0 Comments

Comunidades en vulnerabilidad previamente azotadas por el Covid19 sufrieron inundaciones provocadas por las tormentas Amanda y Cristóbal.Se calcula que este año, las...

Historia_desastres y COVID

Temporada de huracanes y COVID-19

by | May 20, 2020 | Historias | 0 Comments

  Este es un buen momento para recordar que en México vivimos constantes riesgos: inició la temporada de huracanes. Como cada año, se pronostican varios eventos...

SOMOS OXFAM MX


LAIGUALDAD ES EL FUTURO