Puras madres, madres puras

Hace unos años, en medio de una ruptura romántica­; en la que obviamente las cosas no salieron bien, me di cuenta que de manera casi instintiva; las únicas palabras que querían salir de mi boca, no eran las adecuadas para insultar a ese ser que tanto daño me estaba haciendo.

Estaba llena de rabia y la primera frase que se me ocurrió para describir la situación fue “eres un hijo de puta”.

Pronuncié apenas la mitad de la frase, cuando en medio del caos y las emociones del rompimiento recordé a esa señora que siempre me brindó su cariño. Me detuve y le dije “no, tu madre no tiene la culpa de que tú seas así” y lo maticé con un célebre “¡güey!” (risas).

Para escribir este texto me pregunté ¿cuándo fue la primera vez que fui consciente de que estaba nombrando a otras mujeres de manera ofensiva?

Ahora tengo toda la certeza de que en mi muy primitivo estado de consciencia, en aquella discusión, mi ser interno no me permitió terminar la frase porque sentía que algo estaba mal (tache obvio). El punto es que algo despertó en ese momento.

¿Por qué utilizar el término “madre” (con la mágica combinación de “puta”, que no es cosa menor) para insultar? ¡Pues cómo no!, si toda la vida hemos escuchado términos que describen bajezas, faltas de capacidades y una larga lista de etcéteras que siempre tienen como base a una figura femenina.

No hablo de lenguaje sexista únicamente por androcéntrico (¿ejemplos? nosotros, todos, los poderosos, el mundo, el hombre). Hablo de estos términos tan horribles que escuchamos y usamos todos los días (tache nuevamente) y que, si somos un poco cautelosas, podemos ver una clara tendencia que denigra a mujeres que desarrollaron la maternidad:

  • “Ve a chingar a tu madre”, porque claro, una madre está para eso, para aguantar, siempre aguantar lo que sea y de quien sea, eso si le quitamos el carácter sexual que es todavía más ofensivo.
  • “Vale para pura madre” obviamente una madre; ibídem ¿se entiende?
  • Y por si aún no queda claro “esas madrecitas” para terminar de minimizar, como si necesitáramos el golpe de gracia (¡pum!).

Sabemos que las prácticas del lenguaje son culturales, las aprendemos día a día mientras vamos creciendo y nos vamos apropiando de ellas, lo que me parece sumamente preocupante, es que nosotras como mujeres sigamos reproduciendo estas expresiones que metafórica y simbólicamente nos dañan tanto.

A veces pienso (mi esperanza no ha muerto del todo) que de verdad es un acto inconsciente que sólo reproducimos porque son las frases que hemos aprendido para describir ciertas situaciones.

No quisiera ni tocar un término que se ha hecho popular en los últimos tiempos: “perra” (bitch, please) y el sentido hasta de buena ondita que ha adquirido hablando en términos de “estatus”.

Estoy completamente convencida de que el lenguaje es una gran área de oportunidad para generar un cambio, por las implicaciones simbólicas que sistemática e históricamente, invisibilizan y potencian las peores «cualidades» que se han considerado abiertamente femeninas, como la locura o la maternidad.

La clave radica en ser conscientes de nuestras prácticas y modificarlas. Yo llevo algunos meses intentándolo, ¿complicado?, sí bastante. Cuando se me sale “alguna madre” me disculpo en voz alta y la modifico inmediatamente (por ejemplo, tengo una fijación con “el desmadre”, así que intento cambiarlo por relajo o caos según el contexto). Esto genera asombro en mis interlocutorxs e inmediatamente después preguntan el por qué de mis disculpas.

He notado al menos tres tipos de reacciones: lxs que se cuestionan y empiezan también a censurar el término en sus conversaciones, lxs que reflexionan pero no hacen nada por modificarlo y finalmente lxs que creen que me paso de intensa.

La realidad es que ahora, cada que escucho que alguien utiliza el término “madre” en sentido peyorativo, lo noto, se queda en mi cabeza rebotando unos segundos y creo que poco a poco he logrado hacerme consciente de mis palabras y su poder, al menos en relación a este término.

Podemos atajar y combatir de muchas formas las desigualdades y violencias modificando nuestras prácticas, consumiendo responsablemente, replicando las voces de quienes son menos escuchadxs o resistiendo desde el lenguaje y cambiando las cosas de a poquito: nombrándonos sin violentarnos, empezando por nuestras madres.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor o autora y no necesariamente reflejan la postura oficial de Oxfam México

 


Imagen miniatura tomada de http://www.capital.com.pe/actualidad/los-millenials-son-mas-propensos-a-decir-groserias-en-sus-entornos-laborales-noticia-1001726 el 20 de mayo de 2018 a las 19:31
Imagen principal tomada de https://www.okchicas.com/salud/beneficios-chica-dice-groserias/ el 20 de mayo de 2018 a las 19:39

SOBRE QUIEN ESCRIBE

PASA LA VOZ

Dona hoy. Tu apoyo salva vidas.

RECOMENDADO PARA TI

Entrada de Historia ejemplo

by | May 13, 2022 | Historias | 0 Comments

The standard Lorem Ipsum passage, used since the 1500s "Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore...

dia agua

La importancia de cuidar el agua

by | Feb 7, 2022 | Historias | 0 Comments

El Día Mundial del Agua fue propuesto en 1992 durante una conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo y se celebró por primera vez el 22...

Una economía más justa después de la pandemia no se va a construir sola

by | Ene 1, 2022 | Historias | 0 Comments

En medio de la contingencia causada por el coronavirus, no han faltado las voces que, desde un pensamiento mágico, vaticinan que el COVID-19 provocará la muerte del...

Así es como mujeres rurales enfrentan la epidemia de Covid-19

by | Ene 1, 2022 | Historias | 0 Comments

A casi dos meses del inicio de la contingencia por el virus COVID-19, la pandemia está evidenciando las muchas desigualdades que vivimos. Los impactos diferenciados se...

Guía para sobrevivir en la #NuevaNormalidad

by | Ene 1, 2022 | Historias | 0 Comments

Heredé el viejo hábito de mi abuelo de ver el noticiero antes de dormir. La periodista Denise Maerker entrevista a Hugo López Gatell. Doctor, las personas nos preguntan...

Temporada de huracanes y COVID-19

by | Ene 1, 2022 | Historias | 0 Comments

Este es un buen momento para recordar que en México vivimos constantes riesgos: inició la temporada de huracanes. Como cada año, se pronostican varios eventos...

Header-Genérico

Emergencia: inundaciones en la Península de Yucatán

by | Jul 1, 2020 | Historias | 0 Comments

Comunidades en vulnerabilidad previamente azotadas por el Covid19 sufrieron inundaciones provocadas por las tormentas Amanda y Cristóbal.Se calcula que este año, las...

Historia_desastres y COVID

Temporada de huracanes y COVID-19

by | May 20, 2020 | Historias | 0 Comments

  Este es un buen momento para recordar que en México vivimos constantes riesgos: inició la temporada de huracanes. Como cada año, se pronostican varios eventos...

SOMOS OXFAM MX


LAIGUALDAD ES EL FUTURO